Las supersticiones

Hay muchas personas que creen en las supersticiones y es por ello que intentan a toda costa poder alejarlas de cualquier manera para así alejar el mal de sus vidas.

Las supersticiones han existido desde tiempos antiguos y suelen basarse en una leyenda popular que se ha ido extendiendo con el paso de los años. Pueden estar relacionadas con algo que ha pasado, pero llegado al punto de que se ha distorsionado tanto la verdad que nunca se sabrá lo que ha pasado en realidad. Algunos expertos se refieren a ellas como caer en una posible maldición.

Actualmente existen varios tipos de supersticiones. Vamos a explicarte a continuación algunas de las más comunes.

Las supersticiones más comunes

Gatos negros

Se dice que los gatos negros son un símbolo de mala suerte ya que en la antigüedad estaban asociados a las brujas.

Es por ello que mucha gente piensa que tener un gato negro da mala suerte o el simple hecho de cruzarte con uno de ellos es símbolo de que se avecinan desgracias.

Bebés y envidias

Es posible que te hayas cruzado alguna vez con un carrito de bebé y hayas podido ver en este un chupete de ganchillo rojo colgando encima del carrito.

 Esta superstición es muy actual y el chupete se utiliza como símbolo para salvar al bebé recién nacido de posibles envidias de otras personas.

Espejos rotos

Esta superstición viene desde mucho tiempo atrás, y aunque no se sabe con certeza su historia: Se piensa que si rompes un espejo tendrás nada menos que 7 años de mala suerte.

tarot por telefono

Escaleras

Otro clásico entre las supersticiones. Cuentan que si pasas por detrás de una escalera tendrás una buena racha de mala suerte y que las cosas comenzarán a ir mal por ello.

Mal de ojo

Esta superstición podríamos colocarla en lo alto del podium de las supersticiones.

Sin ninguna duda se trata de una de las más antiguas, creyendo que únicamente tendremos un futuro catastrófico por el mero hecho de que alguien nos tenga envidia y nos eche una maldicón.

Como ves, existen muchas supersticiones que se han ido haciendo famosas con el paso del tiempo y aunque realmente no existe ninguna certeza real sobre ellas, muchas personas precavidas intentan llevar consigo algunos símbolos de buena suerte para no caer víctimas de este tipo de males.

Nosotros pensamos que todo depende de la persona y que cada uno es libre de creer en este tipo de supersticiones, sin ninguna duda, aunque también es cierto que muchas personas han pasado por infinitas “pruebas” de las supersticiones que os contamos y han salido de ellas sin ningún tipo de problema. 

¿Y tú? ¿Eres de los que cree en las supersticiones? ¿Llevas un extra de protección ante posibles rachas de mala suerte que pudieran venir? Desde luego, aunque algunas parezcan dar algo de miedo y luego no sean reales, no cuesta nada ser una persona precavida. Un amuleto, o cualquier otro signo de protección, puede venirte muy bien para estos casos.